Subscribe RSS

    







   Y de nuevo a vueltas con el sínodo de la familia; la verdad es que no sé a quien le afectará tanto como para hacerse problema de lo que en estas sesiones se decida. Yo creo que a la mayoría le importará muy poco, porque si han evolucionado y madurado, sabrán que el amor está por encima de todo, para el crecimiento personal, y poco podrán añadir estos señores que hoy están tan faltos de credibilidad.
   "Permitir o nó" que los divorciados puedan compartir su fe con quienes quieran, es algo para lo que no se necesita ningún "permiso".
   Hacerse problema sobre si pueden comulgar o nó, también me parece ancestral; ya nadie se plantea que "Dios" esté en un "trozo de pan" que es tan sólo un símbolo del que se puede prescindir. Dios "Es" y habita mediante el Espíritu (conciencia) en toda vida, ¿Quién puede impedir esa relación?
   La Eucaristía se celebra cada vez que un grupo de personas deciden reunirse a compartir su fe y una "merienda-cena". ¿No es eso lo que hacía Jesús? Todo lo demás son añadidos que no hacen otra cosa que estorbar.
  Por lo que considero que Uds. señores cardenales, obispos prelados, etc. están perdiendo mucho tiempo, dinero, y gastando energías inutilmente.

Category: | 0 Comments